¿Sabías que…?

Todo el marisco salvaje de Pescanova, es cuidadosamente cultivado y/o capturado en los mejores caladeros del mundo, Argentina, Australia y Mozambique.

Posteriormente es ultracongelado en alta mar, con el fin de preservar su calidad y beneficios nutricionales. Una vez la materia prima llega a tierra, es envasada según su tamaño y especie, tras una cuidada selección de las mejores piezas.  Todos estos procesos de producción son controlados rigurosamente para garantizar que se lleva acabo con total calidad.

Por eso, uno de los valores diferenciales que posee tanto el Langostino Vannamei Pescanova, como el Gambón Pescanova, es que sus procesos productivos son estrictamente controlados permitiendo la trazabilidad en toda la cadena para ofrecer siempre la mejor calidad a los consumidores.